Buscar

Los Casi Famosos

Historias reales de periodistas reales en un mundo irreal

Autor

Miguel Andrés González

Christina Aguilera no sabe lo que quiere

POR MIGUEL ANDRÉS GONZÁLEZ

“Genie in a bottle”, “What a girl wants”, “Reflection”… fueron algunos de los éxitos que catapultaron a Christina Aguilera a disputarle el trono del pop, en 1999 y a sus tiernos 18 años, a una entonces pujante Britney Spears, de 17, y quien acaparaba la atención mundial con el video de “…Baby one more time”.

De niñas habían coincidido actuando en el New Mickey Mouse Club, pero tiempo después irrumpieron en la escena con diferentes atractivos: Britney ofrecía una imagen de colegiala con un toque de picardía y malicia, mientras que Christina exponía una voz… ¡qué voz! Un talento que podía rivalizar con el de cualquier estrella pese a su juventud.

En esta historia nos centraremos en la rubia de padre ecuatoriano, y todo porque representa un ejemplo muy claro de artista de carrera irregular, con altibajos, en la cual pasó de ser una figura sólida de la música a rebajar su perfil descuidando lo que mejor sabe hacer y desempeñándose como juez del reality The Voice. Seguir leyendo “Christina Aguilera no sabe lo que quiere”

Anuncios

¿Quién diablos es Saúl Hernández?

POR MIGUEL ANDRÉS GONZÁLEZ

Muchos lo endiosan. Otros tantos lo atacan. Algunos lo encuentran irresistible y unos más no se resisten a hablar de él a la menor ocasión. Esos han sido los usos y costumbres en torno a la figura de Saúl Hernández desde hace más de 20 años.

En mi carrera periodística, que comenzó precisamente a mediados de los 90, he entrevistado a muchos artistas, varios de ellos realmente famosos, y más allá de charlas amigables off the record, con ninguno he buscado amistad. Ellos se mueven en otro nivel y, además, siempre he visto mal que un comunicador invada esos territorios. No podría decir que el líder de Caifanes y Jaguares sea mi amigo ni yo uno más de sus aliados, pero, de entre las estrellas, Saúl es con quien más he convivido y más veces me ha permitido traspasar ese umbral, siempre con un fuerte abrazo y su estado de ánimo en plena euforia luego de brindar su concierto.

Sus canciones me han acompañado en momentos personales imborrables. Me tocó oír “Mátenme porque me muero” al ser estrenado en la radio, por ahí de 1988. Y me atrapó porque, a pesar de haber escuchado ya bastante música, su letra y sonido, en parte rudimentario, eran únicos. Luego vino “La Negra Tomasa” y fue el ajonjolí de las fiestas por doquier. Caifanes sonorizó justamente mi época de preparatoria y universidad y eso nunca se olvida. Más allá de poner sus discos una y otra vez, me trae mejores recuerdos cuando alguna de sus canciones me sorprendía por la radio o en reuniones de amigos. Seguir leyendo “¿Quién diablos es Saúl Hernández?”

Un provocador llamado Miguel Bosé

POR MIGUEL ANDRÉS GONZÁLEZ

Mi madre me lo había advertido en mi tierna juventud: “la realidad es que todos los artistas son así… muy raros”. Y es que cuando los conoces de cerca o averiguas que sus vidas son un pozo sin fondo, te pueden sorprender e incluso decepcionar, porque no es oro todo lo que reluce.

Creo recordar que tan certera hipótesis me la heredó luego de ver en Bellas Artes a Juan Gabriel, uno de los artistas que más le gustaban, a principios de los 90. Pero de inmediato, por pura asociación de ideas, me vinieron a la mente Raphael, Julio Iglesias y tantos otros, y poco después asimilé que la definición era aplicable a toda la fauna artística, incluidos John Lennon, Freddie Mercury, U2, Mecano, Caifanes o Gloria Trevi, entre otros nombres propios con los que fui creciendo. Es decir, que esa condición se imponía más allá del estilo o género de cada ídolo, sus tendencias, manías, fobias, sabiduría o locura.

Y Miguel Bosé no es ajeno a esa circunstancia, naturalmente. Yo lo sabía perfectamente cuando me disponía a entrevistarlo, en otoño de 2001, por el disco Sereno (conocido por piezas como Morenamía). Hasta entonces lo había analizado sobre la perspectiva de su obra, hasta cierto punto bastante influyente en las nuevas generaciones, pero faltaba por saludar de frente a la persona.

Seguir leyendo “Un provocador llamado Miguel Bosé”

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: