Buscar

Los Casi Famosos

Historias reales de periodistas reales en un mundo irreal

Autor

Carlos Meraz

Cuando U2 le apostó todo a una mosca

Por CARLOS MERAZ

Cuando el 21 de octubre de 1991 se lanzó The Fly, el primer single del esperado séptimo álbum de U2, Achtung Baby, que saldría a la venta un mes después, al escucharlo la primera vez pensé: “¿Qué es esto…? Bono enloqueció, se olvidó del rock y está cavando la tumba de la banda irlandesa”.

De tocar el cielo con su aclamado disco The Joshua Tree (1987) saltaban, y sin paracaídas, a las profundidades del infierno, con un sonido postindustrial y desinhibidamente techno que parecía el principio del fin, con el falsete del vocalista y los coros de eunuco de The Edge, todo ello en medio de su distorsión sónica, pletórica de samplers, remixes y loops. Seguir leyendo “Cuando U2 le apostó todo a una mosca”

Juan Gabriel, en el ADN del mexicano

Por CARLOS MERAZ

Siempre he creído que la canción “El Rey”, de José Alfredo Jiménez, es extraoficialmente el segundo Himno Nacional del mexicano. Su entrañable dolor lírico, mezclado con su festivo agave musical, ha dado identidad y raíces a millones de compatriotas aquí y más allá de nuestras fronteras. Es parte ya ineludiblemente de nuestro ADN cultural.

En la información genética de casi 120 millones de mexicanos, nos guste o no, cohabitan personajes atemporales que nos dan esa identidad, que nos unen y por qué no hasta nos dan patria cuando estamos fuera de este bendito y vapuleado “México, lindo y querido”.

Seguir leyendo “Juan Gabriel, en el ADN del mexicano”

Muhammad Ali: La última batalla

“Yo fui el Elvis del boxeo, el Tarzan del boxeo, el Superman del boxeo, el Drácula del boxeo. El gran mito del boxeo”.

Por CARLOS MERAZ

unnamed-3Inevitablemente la última batalla de la vida siempre se perderá por un contundente KO. Esa derrota a la que está condenado el hombre desde su nacimiento, alcanzó al más fuerte y “más grande” de su especie. Algo que no consiguieron en el boxeo pesos completos como Sonny Liston o George Foreman, ni fuera de éste como sucedió ante su propio país, el más poderoso y beligerante de la Tierra al no enrolarse en el ejército para combatir en la guerra contra Vietnam o incluso frente al mismísimo Superman en un cómic de colección. En la realidad y la ficción nadie pudo abatir a ese descomunal ser cuya boca era tan veloz y poderosa como sus puños, y que en el cuadrilátero “flotaba como mariposa y picaba como avispa”.

El round final de Muhammad Ali culminó el pasado 3 de junio, con la caída del ser humano, a los 74 años ya desgastado por tres décadas de lucha contra el Parkinson, pero nunca se podrá demoler al invencible mito que él mismo se forjó para colgarse, sin decisiones divididas, el cinturón del deportista más importante e influyente del siglo 20. Seguir leyendo “Muhammad Ali: La última batalla”

Simpatía por los Stones

POR CARLOS MERAZ

Fotos: Cortesía de Fernando Aceves

Al día siguiente del segundo y último concierto de The Rolling Stones en el Foro Sol de la Ciudad de México, 60 mil personas, de generaciones que iban de los “baby boomers” a los “millenials”, presentes en el desenlace de su gira “Olé”, amanecieron devastadas, con desvelo, resaca de alcohol y algunos de cannabis, dolor muscular y necesidad apremiante de una mascarilla de oxígeno, debido a un cansancio como si se hubiese corrido un maratón y rematado con una sesión de lucha libre en la Arena Coliseo.

Pero, sobre todo, se despertaron con una duda… Qué vacuna, alimento, ejercicio o elixir consume Mick Jagger para que, a sus 72 años, puede correr como colegial y además cantar sin fatigarse, o al menos sin evidenciarlo, con una envidiable condición físico atlética durante más de dos horas de un show que, contrario al título de su himno generacional, ofrece satisfacción garantizada hasta para el más demandante espectador.

Las edades de sus cuatro integrantes originales suman ya 286 años de experiencia en el rock. Ningún otro grupo de rock sobre la faz de la Tierra puede jactarse de tal longevidad y experiencia escénica. Seguir leyendo “Simpatía por los Stones”

Cómo hacer enojar a Mick Jagger

POR CARLOS MERAZ

Fotos: Cortesía de Fernando Aceves, EMI Music y Sebastian Kruger

Desde niño, en la Jardín Balbuena, la colonia donde crecí, los Rolling Stones fueron el grupo de rock omnipresente en mi vida, y no solo por sus canciones, sino por dar nombre a una pandilla del barrio que con su sagrada trinidad de “cannabis, cerveza y peleas” se ganó, a punta de sangre y moretones, el respeto de otras bandas de las zonas aledañas a la zona oriente de la Ciudad de México.

Uno de los integrantes de aquella aguerrida camarilla de barrio, “El Neto”, el más “cool” de la cuadrilla que emulaba a la perfección el pasito coreográfico de “gallina cloaca” de Mick Jagger, solía clamar a los cuatro vientos, con la mirada enrojecida y enfocada en la nada: “Si no andas hasta tu madre no eres un Stone”.

En los años 70 y 80 no existía otra alineación musical con esa aura de “bad boys” que The Rolling Stones, algo que a todo rebelde incomprendido, llámese adolescente en tránsito a la juventud, atrapaba al instante con, eso sí, satisfacción garantizada, mediante un adictivo cóctel sonoro pintado del negro rhythm & blues estadunidense y con el delicioso sabor del prohibido rock de manufactura británica. Seguir leyendo “Cómo hacer enojar a Mick Jagger”

David Bowie, la ruta del camaleón en México

POR CARLOS MERAZ

(Fotos: Cortesía de Fernando Aceves y EMI Music)

David Bowie partió a las estrellas este domingo 10 de enero de 2016, justo dos días después de haber cumplido 69 años. Pero hace casi dos décadas, el “camaleón” del rock bajó de su constelación para aterrizar por primera y única vez en México, en donde ofreció un concierto con motivo de su gira “Earthling Tour”, y de paso inaugurar el entonces recién remodelado Foro Sol.

Un año antes de la llegada del Siglo 21, el vanguardista “rock star” también realizaría un “show case” para 200 personas en el bar neoyorquino Kit Kat Club, con motivo del lanzamiento de su álbum “Hours”, donde, paradójicamente, en la portada aparecía él mismo postrado en el regazo de su propio cuerpo aparentemente sin vida, en una suerte de auto recreación de “La Piedad”, del florentino Michelangelo Buonarotti.

Tanto en el Oriente de esta capital como en Manhattan, quien esto escribe tuvo la oportunidad de ver a Bowie, entrevistarlo y hasta tomarse una foto con el Dorian Grey de la música anglo, alguien que siempre supo cruzar los pantanos del “mainstream” y lo “avant garde” sin manchar su plumaje, ya fuera como cantante, actor, productor, icono de la moda o pintor.

Seguir leyendo “David Bowie, la ruta del camaleón en México”

Chabelo: El niño antediluviano

 

POR CARLOS MERAZ

En el Génesis de La Biblia se dice que cuando Dios dijo: “Hágase la luz”, la luz se hizo… Pero también la leyenda urbana agrega al rito de la creación que, para ese entonces, Chabelo ya debía tres recibos.

Este niño perpetuo de la pantalla chica cuyas hazañas son haber detenido su reloj biológico en los 13 años e imponer dos récords mundiales Guinness -con el programa más longevo de la televisión mexicana, que se mantuvo al aire cada domingo por 48 años, con cerca de 2 mil 500 emisiones de “En Familia con Chabelo”, y por nada menos que 60 años de dar vida al “amigo de todos los niños”- transmitirá su última edición este domingo, 20 de diciembre, en un deslucido adiós de la empresa Televisa al niño antediluviano, sin cabida en una “renovación en los contenidos” en la inminente llegada de la televisión digital.

El fin de una era en los medios electrónicos en términos bíblicos bien ya podría situarse como un hito, un ACh y DCh (antes y después de Chabelo), con la muerte, al menos en la pantalla, del álter ego de Xavier López, quien pasó de generación en generación tras nacer casi simultáneamente con la televisión mexicana. Seguir leyendo “Chabelo: El niño antediluviano”

Caifanes: Lo oculto de los dioses

POR CARLOS MERAZ

El drama histórico del rock mexicano es, indudablemente, la falta de continuidad discográfica ante la persistencia de egos fáciles de elevar. De esa tragicomedia no se salvó Caifanes, una banda que pudo volar muy, pero muy alto, y no sólo de este lado del Atlántico, pero acabó en la penosa nostalgia de las glorias pasadas con tan solo cuatro discos, todo ello gracias a envidias, peleas y demás triquiñuelas en su interior que, a la postre, terminaron “matando a la gallina de los huevos de oro” o lo que sería su corazón y cerebro, encarnados en el binomio musical del cantante Saúl Hernández y el guitarrista Alejandro Marcovich.

Quién fue Caín y quién Abel no importa, como tampoco cuál ganó y cuál terminó vencido. Lo cierto es que esa mancuerna musical transitó de la creación a la destrucción y no sólo por las personalidades en constante pugna de Hernández y Marcovich, sino por la manipuladora presencia de la “dama de negro”, su mánager Marusa Reyes, admiradora incondicional del “caifán mayor”.

De ese oscuro personaje tuve mis primeras lecciones periodísticas de lo que no hay que hacer en este oficio, donde el trabajo suele confundirse con “amistad” y en el que el reportero corre el inminente peligro de convertirse en un vocero al servicio del artista.

Seguir leyendo “Caifanes: Lo oculto de los dioses”

Mi entrevista con el vampiro de los Stones

POR CARLOS MERAZ

El crítico Nick Kent definió así la imagen de Keith Richards en los años 70: “Era el gran lord Byron; era un demente, era un depravado y era peligroso conocerlo”.

En la década de los 90, específicamente en 1997, tuve la oportunidad de crear mi propia definición del mítico guitarrista de The Rolling Stones en una entrevista face to face en el Hotel Ritz Carlton de West Palm Beach, Florida, con motivo del lanzamiento de su disco Bridges To Babylon y de los inicios de su gira homónima.

Las entrevistas se dividieron en parejas de stones, en las que a unos reporteros les tocarían Mick Jagger y Keith Richards, y a otros Charlie Watts y Ron Wood.

Hubo algunos colegas mexicanos, cuyos nombres me reservo, que dieron el grito en el aire y querían matar al label manager de Virgin México cuando se enteraron que les habían designado la segunda dupla.

Por obra y gracia de Dios o por simpatía por el diablo tuve la suerte de entrevistar, por separado, a la legendaria mancuerna Jagger-Richards.

Anteriormente nunca había asimilado plenamente que me toparía con un sobreviviente como Keith, alguien que se puede jactar de haberle escupido en la cara a la muerte en más de una ocasión y de poseer un rostro curtido por los excesos, en el que cada arruga, sin duda, es una canción.

Seguir leyendo “Mi entrevista con el vampiro de los Stones”

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: