POR JORGE ÁVILA

¿Cómo te despides de tu primer amor, de ese que conociste cuando eras un niño ingenuo, inocente y que por primera vez hizo latir tu corazón? Escribir con el corazón roto es muy complicado. Las emociones suelen nublar a la razón y el sentimiento está a flor de piel. Y hoy es uno de esos días en los que quisiera no hacerlo. Seguir leyendo “Adiós, querida Princesa…”