Buscar

Los Casi Famosos

Historias reales de periodistas reales en un mundo irreal

mes

diciembre 2015

Chabelo: El niño antediluviano

 

POR CARLOS MERAZ

En el Génesis de La Biblia se dice que cuando Dios dijo: “Hágase la luz”, la luz se hizo… Pero también la leyenda urbana agrega al rito de la creación que, para ese entonces, Chabelo ya debía tres recibos.

Este niño perpetuo de la pantalla chica cuyas hazañas son haber detenido su reloj biológico en los 13 años e imponer dos récords mundiales Guinness -con el programa más longevo de la televisión mexicana, que se mantuvo al aire cada domingo por 48 años, con cerca de 2 mil 500 emisiones de “En Familia con Chabelo”, y por nada menos que 60 años de dar vida al “amigo de todos los niños”- transmitirá su última edición este domingo, 20 de diciembre, en un deslucido adiós de la empresa Televisa al niño antediluviano, sin cabida en una “renovación en los contenidos” en la inminente llegada de la televisión digital.

El fin de una era en los medios electrónicos en términos bíblicos bien ya podría situarse como un hito, un ACh y DCh (antes y después de Chabelo), con la muerte, al menos en la pantalla, del álter ego de Xavier López, quien pasó de generación en generación tras nacer casi simultáneamente con la televisión mexicana. Seguir leyendo “Chabelo: El niño antediluviano”

Anuncios

De tru story of #JuayDeRito

POR EDUARDO MARTÍNEZ SOTO ALESSI
Fotos: René Ramírez

Después de trabajar varios años para un estudio de cine, una de las cosas que la gente más me pregunta es si tuve anécdotas “con los famosos”. Y la respuesta es sí, a lo largo de los años tuve la fortuna de poder acumular una gran cantidad de historias, pero sin duda una de las más singulares fue la de la visita de Anthony Hopkins a México, en febrero de 2011.

A lo largo de mi carrera conviví dos veces con Hopkins; la primera fue como periodista, por sólo unos minutos en 2002, cuando lo entrevisté por Red Dragon, la tercera película de la trilogía de Hannibal Lecter. Aquel fue, sin duda, uno de los momentos de mayor nerviosismo en mi entonces corta trayectoria periodística, porque el actor tenía fama de ser muy difícil, al grado de que si alguna pregunta durante una entrevista no le gustaba, en ese momento podía interrumpirla y echar al periodista. Esto especialmente porque en México –y también en otros países- había “reporteros” que se dirigían a él como si fuera el propio Lecter, recetándole preguntas como “¿Y a usted en verdad le gusta comer carne humana?”, ofreciéndole alguna parte de su cuerpo para que lo masticara o pidiéndole la receta de los “Sesos a la Ray Liotta” (¡y eso que aún no existían los YouTubers!). Afortunadamente, en aquella ocasión salí bien librado e hice una entrevista muy decorosa que se publicó en EsMas.com. Seguir leyendo “De tru story of #JuayDeRito”

Lora, los gremlins y el gas

POR CARLOS VEGA

La piscina del Hotel Delano en Miami Beach es célebre por su tamaño y su diseño que emula los magnos baños romanos, pero sobre todo por las pool parties que ahí se llevan a cabo. De ocurrir todo como el diablo manda, tales fiestas pueden terminar en algo muy cercano a lo que pasa en un video de hip hop o en una celebración de spring breakers. Eso me advirtieron en 2002 algunos enterados de la vida nocturna en South Beach cuando les conté que mi amigo y colega Eduardo Martínez y yo nos hospedaríamos en ese hotel durante nuestra estancia en la “Ciudad del Sol”, con motivo de la cobertura de la primera entrega de premios MTV VMA Latinoamérica.

Interesado siempre por las ofertas culturales de las ciudades que visito, y siguiendo el consejo recibido, el mediodía del miércoles 23 de octubre de ese año – un día antes de la ceremonia de premios -, Lalo y yo decidimos ir directo a la piscina apenas registrarnos. A pesar de que aún era temprano, pensamos que por el hecho de que ahí se hospedaban todos los invitados a los premios, seguramente alguna celebración habría ya en el lugar.

Mientras bajábamos por el ascensor, en mi mente no dejaba de sonar la canción “Escuela de Calor”, de Radio Futura, especialmente esa parte en la que Santiago Auserón canta: “En las piscinas privadas, las chicas desnudan sus cuerpos al sol…”. Esto mientras Lalo soltaba nombres sobre algunas posibles famosas que “seguramente” estarían ya iniciando la fiesta metidas en el agua, enfundadas en diminutos bikinis, tomando algún coctel “chic” y contoneándose al ritmo de los beats de algún DJ de moda. “Güey, seguro va a estar la Shakira, se ve que le encanta broncearse. ¡O Ely Guerra, güey, no mames! Aunque seguro va con Tito, qué hueva. Bueno, ya de perdida que esté la Paulina, seguro se empeda y termina en bolas… Es decir, en huesos”. Seguir leyendo “Lora, los gremlins y el gas”

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: