POR RODRIGO MORLESIN

Tal vez su nombre no te diga mucho, a no ser que seas fan de los cómics y sus películas. Stan Lee es famoso por haber dotado de humanidad a los superhéroes y haber creado personajes tan populares como Spider-Man, Los Cuatro Fantásticos, Iron Man, X-Men y Hulk. Una mente incansable, creativa y que a sus 92 años aun sigue sorprendiendo con su genialidad imparable que igual se desenvuelve en el cine, la TV, los videojuegos y hasta las figuras de acción. Sin duda, un ícono de la cultura popular en todo el mundo.

A principios del mes de julio de 2009, me encontraba trabajando como Coordinador Creativo en el Diario Deportivo Récord, y un día había ido a la tienda de cómics en busca de inspiración. Compré un par de ejemplares, pero nada que resultara tan interesante para lo que necesitaba.

Junto a la caja registradora estaban los volantes y promociones que normalmente se encuentran ahí… pero hubo una que me llamó la atención, pues anunciaba el 70 aniversario de Marvel Comics, y como buen fan, me pregunté: “¿Qué pensará Stan Lee de todo esto?”

Y en ese momento, una gran necedad se plantó en mi cabeza: “Pregúntale, Rodrigo, pregúntale”.Y como además de diseñador, soy chismoso profesional… por más de un mes estuve enviando correos y haciendo llamadas telefónicas a las personas que me podían acercar a él.

Lo difícil era que cuando creía haber dado con la persona indicada que pudiera solicitarle una entrevista de mi parte, algunas de estas personas me mandaban con alguien más.

Parecía algo interminable. ¿En realidad era tan difícil dar con él? A pesar de que uno lo ve cercano, después de tantos años de fan, la respuesta es sí, es difícil dar con él. Pero lo logré. Ahora el reto era convencerlo, pues Mr. Lee no iba a gastar su tiempo en contestarme una pregunta que me surgió mientras esperaba ociosamente a que me cobraran, ¿verdad?

Y siendo francos, Récord no es precisamente el periódico en el que todo mundo quiera ver su entrevista publicada. Así comenzó una nueva batalla, convencer a Stan Lee de que aceptara la entrevista.

El tiempo pasaba y él confirmó una semana antes del aniversario de Marvel, pero la entrevista me la daría dos semanas después del evento. Así que me dediqué a hacer dos especiales: uno del aniversario (7 de agosto de 2009) y otro con la entrevista (26 de agosto de 2009).

Por fin, llegó el día de hacer la entrevista telefónica con uno de los más grandes iconos que ha tenido el mundo del cómic y que ha impactado la vida de millones a lo largo de las décadas. ¡Iba a hablar con Stan Lee!

La entrevista tuvo de todo, momentos emotivos en los que recordamos su inicio en el incipiente mundo de las historietas, la emoción por los nuevos proyectos y hasta la oportunidad de hacer preguntas incómodas y una que otra broma respecto a la edad.

Emocionado por haber logrado platicar con una leyenda como Stan Lee, todo parecía perfecto. Mi entrevista iba a publicarse y se le iba a hacer bastante ruido, pero cuando llego el día, el subdirector del diario me pidió que se “reacomodaran las preguntas”, con el pretexto de que “había que darle más ‘punch’” (sea lo que sea que eso significaba para él).

Así que la entrevista, como la tuve originalmente pensada, se desarticuló y las respuestas más chismosas fueron enaltecidas, mientras que la importancia de un icono como Stan Lee fue relegada a un segundo plano. Ahora, después de seis años, tengo la oportunidad de liberar mi frustración y presentar la entrevista íntegra y sin edición, como fue concebida originalmente. Espero que la disfruten.

¿Cuál era tu cómic favorito cuando eras niño?
Creo que Flash Gordon, ¿sabes por qué?, porque me gustaba que luchaba en otros planetas, era en el futuro y viajaba de planeta en planeta. Eran historias muy emocionantes que se desarollaban en otros mundos y eso me gustaba mucho.

¿Cómo han cambiado los cómics desde ese entonces hasta ahora?
No lo sé, hay muchísimos tipos de cómics hoy en día y muchos son de aventuras, como Flash Gordon, pero ahora hay muchos superhéroes que pelean aquí en la Tierra. En realidad no sé que tanto han cambiado, porque durante años la gente ha contado buenas historias. Hoy en día tratamos de contar buenas historias y creo que en los años que vienen la gente seguirá haciéndolo. Siempre tienes que hacer lo mejor que puedas.

¿Consideras que esa es la diferencia en tus historias, la manera en que las cuentas?
Intento combinar el realismo con la fantasía. En otras palabras, la historia debe lidiar con el personaje o los personajes que tienen superpoderes. Esa es la fantasía, porque no hay gente que pueda volar, o que pueda disparar rayos de las manos y esas cosas que sólo ellos pueden lograr. Pero nosotros tratamos de convencer de que ese personaje en realidad existe, de mostrar cómo sería su vida. Y lo hacemos tan real como podemos. Así que creo que “Fantasía Realista” es la mejor manera de describirlo.

Con respecto a esto, los críticos siempre dicen que la contribución de Stan Lee al mundo de los cómics es haber dotado de humanidad a los superhéroes… ¿O no será que le diste superpoderes a personas comunes?
Ja, ja, ja… ¿Te refieres a Peter Parker y Spider-Man? Bueno, pues tal vez. Trato de que cada personaje que invento sea diferente a los demás. No me gusta hacer lo mismo todo el tiempo, así que me gusta pensar que Spider-Man es muy diferente a Hulk y muy diferente a Los Cuatro Fantásticos. No hay una sola regla que seguir, cada uno tiene una historia diferente.

En México nos enorgullecemos de nuestras raíces latinas. ¿Alguno de tus personajes o historias están inspiradas en esta cultura?
Sí, es algo que ya he hecho y que ahora estoy haciendo por hobby. Hace algun tiempo lancé en DVD la historia de The Condor, un chico latino campeón de patineta que es un superhéroe. Siempre he creído que deben de haber muchos superhéroes de distintas partes del mundo, no sólo de Estados Unidos. Y más estando tan cerca de México, que es un país muy importante.

Marvel acaba de cumplir 70 años, ¿qué te hace sentir orgulloso?
Bueno, me da orgullo que después de todos estos años alguien de México quiera entrevistarme. Creo que es grandioso.

Me da la impresión de que trabajar en Marvel Comics es un trabajo muy divertido. ¿Cómo lograste eso? ¿Este negocio sigue siendo divertido?
Bueno, siempre he disfrutado trabajar haciendo cómics, aunque ya no estoy en este negocio directamente porque ahora estoy en Los Ángeles haciendo cine y TV. Pero cuendo estaba en los cómics trabajaba con las mejores personas del mundo, los más talentosos artistas y también maravillosos seres humanos. Y sí te diviertes trabajando con gente que admiras y por la que te preocupas. Disfrutabas el trabajo y te divertías. Cuando eso pasa dejas de sentir que trabajas, porque es como estar jugando. Cuando era joven y vivía en un departamento, salía a la calle y la cruzaba para jugar con mis amigos en los patines. Cuando crecí, vivía en una casa e iba al trabajo a jugar con mis amigos a hacer tiras cómicas. ¡siempre ha sido como jugar!

Después de 70 años de duro trabajo en la “casa de las ideas”, ¿la inspiración nunca se fue a otra casa?
No, siempre he sido muy afortunado, las ideas llegan fácilmente, puedo soñar en ideas 24 horas al día. El secreto es que cuando tienes una idea debes atraparla escribiéndola, y la gente disfrutará leyendola. Eso es un poco más difícil, pero eso pasa con las ideas y es muy divertido. Y tengo suerte, ya que nunca me quedo sin ellas.

¿Cuál es el mayor valor que un superhéroe puede tener?
Lo chistoso es que mucha gente me ha preguntado eso a través de los años y creo que les sorprende mi respuesta, porque creo que el mayor superpoder que puedes tener es ser suertudo, porque si tienes suerte todo te saldrá bien. Si tienes una pelea ganarás porque eres suertudo, si necesitas dinero ¡tendrás el dinero! porque eres suertudo.

Entonces, Stan, eres un superhéroe porque tienes mucha suerte…
Eso creo. Soy suertudo porque disfruto mi trabajo.

¿Cuál crees que sea el futuro de los cómics?
Bueno, no soy mejor profeta que cualquier persona, pero creo que siempre habrá cómics. Cuando se comenzaron a vender las televisiones, la gente decía: “¡Oh, es el fin de los libros!”, “nadie volverá a leer un libro”, y bueno, pues se siguen vendiendo libros.

Y ahora hay muchas cosas que compiten con los cómics por la atención de los lectores. Hay DVDs, Internet, cine, TV… pero creo que siempre habrá cómics pues la gente disfruta de ellos porque no son muy caros, los puedes leer tranquilamente, meter en tu bolsillo, los puedes compartir con tus amigos, los puedes coleccionar… siempre los habrá, como siempre habrá cine y tele y todo lo demás.

¿Qué superhéroes te gustaría que asistieran a tu funeral?
Bueno, si es mi funeral no creo que tenga importancia, ya que estaré muerto y no podré verlos. No sabré si están ahí o no. Es una pregunta graciosa, nunca nadie me la había hecho…

Todos tus superhéroes tienen un lado débil. ¿Cuál es el lado débil del papá de los superhéroes?
Tengo muchas debilidades, una de ellas es que hablo mucho; otra es que no oigo tan bien como solía, y eso me apena porque todo el tiempo tengo que estar diciendo: “¿qué dijiste?” y eso lo odio. Otra cosa es que conforme me pongo viejo ya no veo tan bien y tengo que usar lentes cada vez más fuertes para poder leer. Pero aparte de eso… ¡creo que soy un especimen bastante perfecto o un maravilloso ser humano!

Vivimos tiempos nuevos, la sociedad ha cambiado…
Espera… espera… tengo una idea. Le voy a pedir a mi asistente que venga y me repita tu pregunta porque no oigo muy bien, así ella la escucha y me la repite, ¿te parece? Ahora viene… sólo que ten paciencia, está un poco vieja y camina lento… Ahora sí, ¿decías?

Que vivimos tiempos nuevos, la sociedad ha cambiado. ¿Has pensado en hacer un superhéroe gay?
Estoy trabajando en una serie de TV que es de un superhéroe gay. Cuando hacía comics tuve uno. ¿Recuerdas a Sgt. Fury and The Howling Commandos? Bueno, pues el sargento tenía un pelotón, y uno de sus soldados era gay (Pinky Pinkerton).

¿Cuál es esa nueva serie de TV?
Bueno, es una en la que estoy trabajando actualmente para la cadena Showtime. Aún no está definido, pero lo estamos considerando.

¿Que consejo le darías a la gente que disfuta de leer tus cómics y tus películas y sueñan con ser como tú?
¿Por qué alguien quisiera ser como yo? ¡Yo no necesito competencia! ¡Ja, ja, ja! Muy honestamente, lo único que podría decir es que cuando eres joven y estás pensando qué hacer con tu vida, ten por seguro que debes hacer lo que más disfrutes hacer, porque si disfrutas lo que haces harás tu mayor esfuerzo para lograrlo. Si trabajas en lo que no te gusta es mas difícil tener éxito.

Bueno Stan, gracias por tu tiempo y la conversación…
Lo disfruté muchísimo y lamento oir tan mal, pero hiciste muy buenas preguntas y te deseo suerte con la entrevista.

Finalmente, ¿hay algo que quisieras decirle a tus fans mexicanos?
¡Excelsior!

Anuncios