Buscar

Los Casi Famosos

Historias reales, de periodistas reales, en un mundo irreal

¿Por qué dejamos de tomar Prozac? o las trágicas muertes de la Generación X

Gen X

“I am the voice inside your head, and I control you… I am the hate you try to hide, and I control you”, “Mr. Self Destruct”, Nine Inch Nails.

POR CARLOS VEGA

Cuando nos enteramos del suicido de Kurt Cobain el 8 de abril de 1994 (se había quitado la vida tres días antes –sigo teniendo mis dudas, ¿eh, Courtney?) muchos no lo creímos, otros lloramos, otros (en la expresión más nihilista propia de la Generación X) seguimos odiando o simplemente no nos importó. Lo que sí es que de un día a otro ya teníamos a nuestro santo patrono generacional, nuestro mártir, nuestro Hendrix, Janis y Morrison en una sola persona. Cobain había sido el elegido/sacrificado para cumplir aquella máxima de life fast, die young que le hacía falta a nuestra generación. Podíamos estar tranquilos…

(En aquella década también murieron Shannon Hoon, de Blind Melon, el 21 de octubre de 1995 a causa de una sobredosis de cocaína; Bradley Nowell, de Sublime, el 25 de mayo de 1996 de sobredosis de heroína; Tupac Shakur, asesinado el 13 de septiembre de 1996; y The Notorious B.I.G., asesinado el 24 de marzo de 1997)

Más de 20 años después, cuando pensábamos que el psicoanálisis nos había ayudado, cuando experimentábamos una aparente vida familiar y profesional estable, y cuando por fin hacía varios años que habíamos dejado el Prozac, las sorpresivas, repentinas y trágicas muertes de Chris Cornell, Scott Weiland y Dolores O’Riordan en un período de ocho meses, llegaron para recordarnos que nuestros fantasmas generacionales en realidad nunca se fueron del todo. Entonces nos dimos, nos damos cuenta que es mentira aquello de que los Gen Xers logramos sacar de la ecuación del envejecimiento la famosa midlife crisis. Al contrario, estamos en plena crisis. Seguir leyendo “¿Por qué dejamos de tomar Prozac? o las trágicas muertes de la Generación X”

Anuncios
Entrada destacada

La muerte de Star Wars

POR JORGE ÁVILA

(Advertencia: El siguiente texto contiene varios spoilers importantes de Star Wars: The Last Jedi)

Hace 40 años, George Lucas le dio al mundo una historia que revolucionó el cine de manera tal que, hasta el día de hoy, sigue provocando pasiones desmedidas. Cuando se estrenó la original Star Wars, las cosas eran muy diferentes: no existía Internet, ni redes sociales, ni complejos fílmicos con 20 salas. Las películas se veían en pantallas enormes y en cines que no tenían la tecnología ni las comodidades actuales, por lo que ir al cine era toda una experiencia que marcaba la vida de muchos. Por si fuera poco, el mundo era diferente. O al menos los que formamos parte de la Generación X lo veíamos de una manera distinta, quizá hasta un tanto ingenua. Seguir leyendo “La muerte de Star Wars”

El día que murió Elvis

POR JORGE ÁVILA

Aunque tenía escasos 10 años, lo recuerdo perfectamente bien, pues en casa sólo se escuchaban dos tipos de música: la de Big Band que le fascinaba a mi padre, y a veces algo de rock and roll, que era más la música de mamá. Si bien sus gustos musicales eran un tanto disímbolos, al menos tenían algo en común: los dos eran fans de Elvis Presley. Mientras mi papá era admirador del Elvis de su última época, del baladista, del que ya en sus últimos conciertos presentaba una imagen que era una caricatura de lo que fue en su época de gloria, mi mamá sí era más fan del Elvis que todo mundo conoce como El Rey del Rock.

Por eso, aunque no entendía muchas cosas debido a que era un niño que tenía en la mente todavía las imágenes de King Kong (la cinta que dio a conocer a Jessica Lange, en 1976) y que estaba todavía a unos meses de que su vida cambiara para siempre gracias a Star Wars, cuando me di cuenta de que mi mamá y mi madrina estaban llorando, obviamente me preocupé. Seguir leyendo “El día que murió Elvis”

Remember the time: a ocho años de la muerte del Rey del Pop

POR JORGE ÁVILA

Hoy se cumplen ocho años de que el mundo del entretenimiento se enterara de una de las noticias más impactantes en su historia, sólo comparable con la muerte de Elvis Presley o el asesinato de John Lennon: el fallecimiento de Michael Jackson, el autodenominado Rey del Pop. Este posteo no pretende analizar la carrera de Jackson o sus múltiples escándalos, sino recordar el que quizá es el momento más importante que me ha tocado vivir como periodista, pues fue uno de esos días en los que se mostró cómo el trabajo en equipo es capaz de lograr cosas espectaculares en muy poco tiempo.

Seguir leyendo “Remember the time: a ocho años de la muerte del Rey del Pop”

Cómodamente insensible

POR CARLOS MERAZ

La canción “Comfortably Numb”, sexto track del segundo disco de la ópera rock The Wall de Pink Floyd, es una cruda radiografía de la ausencia de esperanza en un incierto futuro, donde los sentimientos y valores no tienen cabida, siendo lo único imperante el individualismo a ultranza.

Cómodamente insensible o plácidamente adormecido serían las traducciones al castellano de esta obra maestra de 1979, producto del atormentado genio de Roger Waters dentro del grupo británico, que ahora bien podría ser la banda sonora del siglo XXI y también la del principio del fin de la humanidad, como alguna vez la conocimos o concebimos.

Seguir leyendo “Cómodamente insensible”

Al maestro con (mucho) cariño: ¡felices 50, Meraz!

“Recuerdo cuando era aquel adolescente que corría desnudo por la pradera”

“Estoy muuuuuy cabrón”

“Me sorprendo a mí mismo”

“Te quiero, inclusive a pesar de ti mismo”

Carlos Meraz.

POR CARLOS VEGA

A Carlos lo conocí, de nombre, en julio de 1997. Tras haber sido categóricamente rechazado por el periódico Reforma para participar en su célebre curso de redacción -que muchos consideraban como una especie de pase semiautomático para ingresar a las fuerzas laborales del diario-, mi premio de consolación fue una invitación de su parte para integrarme a su equipo de cobertura de las primeras elecciones a jefe de gobierno de la ciudad de México. Tú nos vas a ayudar con el distrito XII, me dijeron, y cualquier anomalía o actividad extraña la reportas a este pin, que es el beeper del reportero Carlos Meraz.

Seguir leyendo “Al maestro con (mucho) cariño: ¡felices 50, Meraz!”

Adiós, querida Princesa…

POR JORGE ÁVILA

¿Cómo te despides de tu primer amor, de ese que conociste cuando eras un niño ingenuo, inocente y que por primera vez hizo latir tu corazón? Escribir con el corazón roto es muy complicado. Las emociones suelen nublar a la razón y el sentimiento está a flor de piel. Y hoy es uno de esos días en los que quisiera no hacerlo. Seguir leyendo “Adiós, querida Princesa…”

El año que el mundo se fundió en el metal

POR EDUARDO MARTÍNEZ SOTO ALESSI

Hasta antes de 1991, el heavy metal era un género considerablemente restringido en cuanto a exposición y penetración comercial; el público que lo escuchaba y realmente lo disfrutaba era muy limitado y difícilmente podía hacerlo en la radio o en cualquier otro espacio de difusión masiva.

Aquel sonido que a principios de los 70 había sido definido por bandas como Black Sabbath, Led Zeppelin o Deep Purple, cambió de ritmo y aumentó en intensidad en los años siguientes gracias a otras como Iron Maiden, Judas Priest y Motörhead. Pero fue en los años 80 cuando el género explotó y se volvió más extremo y acelerado con la llegada del thrash metal, del que Anthrax, Slayer, Megadeth y Metallica serían los cuatro grandes representantes con álbumes tan importantes como Persistence of Time, Reign in BloodRust in Peace o el grandioso Master of Puppets.

Seguir leyendo “El año que el mundo se fundió en el metal”

Cuando U2 le apostó todo a una mosca

Por CARLOS MERAZ

Cuando el 21 de octubre de 1991 se lanzó The Fly, el primer single del esperado séptimo álbum de U2, Achtung Baby, que saldría a la venta un mes después, al escucharlo la primera vez pensé: “¿Qué es esto…? Bono enloqueció, se olvidó del rock y está cavando la tumba de la banda irlandesa”.

De tocar el cielo con su aclamado disco The Joshua Tree (1987) saltaban, y sin paracaídas, a las profundidades del infierno, con un sonido postindustrial y desinhibidamente techno que parecía el principio del fin, con el falsete del vocalista y los coros de eunuco de The Edge, todo ello en medio de su distorsión sónica, pletórica de samplers, remixes y loops. Seguir leyendo “Cuando U2 le apostó todo a una mosca”

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: